Entrevistado por Carla Burro

El dibujante Fupete* platicó con Folio acerca de su exposición Matad Caballo Amarillo – inaugurada hace unos días en Vértigo Galería.

¿Qué vemos en Matad Caballo Amarillo?
Dibujos: papel, lápiz, marcadores y acrílico. Algunos con marco y muchos otros no. El Caballo Amarillo llega del libro del Apocalipsis. Es el caballo que trae las enfermedades al mundo. Matad Caballo Amarillo es un augurio, una esperanza. El dibujo es la herramienta humana más antigua, está probablemente adelante del lenguaje hablado o del pensamiento. Me gusta imaginar que dibujando en las cuevas la humanidad se comenzó a pensar. En la exposición están mis dibujos, o mejor dicho, mis hechizos visuales. Un dibujante es como un alquimista que combina signos y símbolos para buscar soluciones y estímulos que pueden conectar, encender, activar cosas en el espectador. Matad Caballo Amarillo es mi primera exposición de dibujos. Marca el comienzo de una nueva temporada para echar nuevas raíces, construir nuevos fundamentos en mi arte regresando a la cueva primitiva de mi humanidad para dibujar en sus paredes.

¿México, como caldo de identidades gráficas, está presente de algún modo en esta exposición?
La gráfica mexicana para mí es el Dr. Alderete, aquí en México paro en su casa. Es prácticamente como vivir en el centro de la olla del caldo de la gráfica mexicana. De verdad yo estoy buscando una manera propia de dibujar, no creo que dentro de la exposición se vea el diseño italiano o europeo y menos aún el de México. Están sólo mis dibujos. Pero, en general, es obvio que mis raíces y también esta ciudad, el DF, son parte de mi experiencia de vida y probablemente esto se refleja en mi trabajo. Si tuviera que cambiar un poco la pregunta… ¿Qué de la “mexicanidad” hay en este exposición? Diría que es “la posibilidad”. Percibir no sólo los problemas, sino también las posibilidades que la vida nos ofrece. Percibir no sólo la muerte, sino también las posibilidades de la vida. Esto me llama mucho la atención en este país.

¿Cómo crees que el dibujo puede afectar las dinámicas políticas de una sociedad?
Creo que el dibujo es una herramienta más que debemos usar todos, no sólo los ilustradores y artistas visuales. Dibujar es un acto de libertad y de cultura. Si utiliza la palabra libertad y cultura en la sociedad contemporánea estás hablando de dinámicas políticas no sólo de arte. No es sólo dibujar el poder y sus mecanismos, y luego revelarlo. O dibujar esperanzas y sueños. Es algo más, es buscar soluciones. No es sólo arte que se puede vender o comprar o recopilar o mostrar, es más: el dibujo es algo que puede hablarle incluso a mi abuela. Y las dinámicas de la política y del poder, en general, tienen miedo de mi abuela…

¿El dibujo es línea o punto?
El dibujo es línea. El punto es el final de una frase o tres juntos son cosas no dichas. Además en mi idioma la palabra “punto” puede literalmente significar “nada” o “fin”. El dibujo es el opuesto de estos significados. Es principio, contenido, algo. Es comienzo. Sí, definitivamente, el dibujo es una línea.

¿Cuál sería un dibujo imposible?
No existe. Nada es imposible.

¿Crees que dibujar es un acto performativo, un perfomance?
Puede ser. Digamos más bien: creo que el dibujar puede ser una performance y una herramienta performativa. En cuanto a mí y mi trabajo como artista, dibujar y pintar es lo mismo que crear, son actos públicos y por lo tanto performativos. El observador, el contexto y mi cuerpo afectan mucho lo que hago.

¿En qué sentido crees que Drawing(a)live México se distinga de los festivales previos?
Drawing(a)live es el primer festival sobre el dibujo como performance y sobre la relación entre dibujar en vivo y las artes escénicas. Es una idea de la curadora italiana Erika Gabbani (estudio Nasonero), mi pareja de trabajo y vida (muchas veces Fupete somos los dos) y de la curadora mexicana y dueña de Vértigo Galería Clarisa Moura. Es un festival fundado por artistas y, en cierto sentido, es muy cercano a la mentalidad hacker, do it yourself y opensource. Es un festival nacido para compartir las artes y las visiones comunes. Se desarrolla en parte en lugares inusuales para la contemporaneidad (como museos), generalmente contenedores de cosas muertas u ocultas y rara vez escenarios para el avant-garde. A mi modo de ver, en México parece posible, no sin esfuerzo, por supuesto, ser capaz de abrir algunas habitaciones secretas y hacer contemporaneidad, voz del verbo hacer. ¿Ver al legendario Gary Panter dibujar en vivo no es ya una buena diferencia de lo todo demás que puede venir a la mente? Hace dos días dibujé un universo giratorio encima de un cuadro increíble de David Alfaro Siqueiros en el Museo de Arte Moderno… Sí, sí, encima del cuadro de Siqueiros, con luz. ¿Es bastante distinto?

Source:

Folio, Mexico 2012
{ offline }

Read more:

Press Erika & Dani

2003—2018 © Teller & K

Erika Gabbani & Daniele Tabellini
All rights reserved

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!