Me Sibila Fupete en Mitte Barcelona

El artista compone los orígenes desde la dualidad. Lo masculino (negro) y femenino (blanco) conectados por una forma geométrica perfecta, el triángulo, para entablar la convesación del pulso vital (rojo). La triangularidad como la forma más sencilla de rellenar un espacio tridimensional. Un vehículo de acercamiento a lo complejo con la figura más simple.
Su creación plasmada directamente sobre las paredes de la galería Mitte Barcelona, aparecen como obra total; los grumos y las imperfecciones que albergan los muros se fusionan y le dan un valor añadido. Lápiz y pintura básica roja, hojas de papel ondulante, pinzas de papelería, son sus herramientas. Sencillez para que acerques la mirada para entender el detalle y recalcar lo efímero. Pero sobre todo, para darte cuenta que todos podemos dibujar y crear belleza.
Abre los ojos porque si quieres entender el jeroglífico del artista, debes volver a los orígenes, a las cavernas, donde el dibujo con más de 27.000 años de historia, traza las líneas de su creación.
El círculo está en la cúspide de sus triángulos, como en las pirámides Egipcias, concebidas así, para alcanzar la divinidad. La proporción o la relación entre esos segmentos o rectas las impone el número Fi 1,618… número áureo o de oro, irracional por naturaleza pero capaz de transportarnos a una dimensión mística casi inexplicable.
Qué simples parecen sus hombres y mujeres vestidos de astronautas y cuántas variables a tener en cuenta. Nada o todo es casualidad. Y hoy, como tú y como yo y mis manos, y tus zapatillas, abren el juego de palabras y se convierten en imágenes, en dibujos.
Conexiones de dos ejes cartesianos sumados a otros tantos, que crean proporciones resultantes bellas. Triviales a su vez, porque las conoces tú y yo y un tercero. Por ello son sencillas, porque detrás del dos viene el 3 y porque en la base 1+1=x. Pirámides de hombrecillos sin rostro con triángulos en el pecho, sobre skates o flotando por los aires en fila india, son algunos ejemplos que recuerdan el dibujo de nuestros antepasados intentando explicar con imágenes nuestros orígenes. Descartes plasmó sobre un plano los párrafos escritos de Euclides para comprimir y comprender la información. Fupete nos lo muestra con dibujos triangulares añadiendo el rojo de la pasión, el que necesitamos en nuestras vidas.

2003—2018 © Teller & K

Erika Gabbani & Daniele Tabellini
All rights reserved

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!